Comprar fruta: 6 consejos para una elección perfecta. 2 – El grado de madurez y el origen.

varias-frutasContinuamos con los consejos para comprar fruta, en esta segunda entrega. En la primera hablamos sobre la importancia del aspecto a la hora de hacer una buena elección y en esta trataremos dos cuestiones que también son importantes:

  • El grado de madurez de la fruta.
  • El origen.

El grado de madurez.

 

Probablemente, este punto sea el más importante para elegir adecuadamente una fruta o verdura y a veces es complicado para el tendero ofrecer lo que quiere el cliente. Si exceptuamos a las personas que les gusta la fruta madura o verde, tal cual, no hay problema. Ahora bien, cuando nos movemos entre esos dos puntos la cosa se complica puesto que el margen es muy amplio. Esto se debe a que el grado de madurez óptimo para cada persona es distinto. ¿Qué implica el grado de madurez de una fruta? Básicamente, el nivel de dulzor y su duración antes de que se estropee, aunque hay frutas que aunque vayan madurando no serán más dulces, como ocurre con las naranjas.

Escarola_y_Granada

¿Cómo sabemos si lo que queremos está suficientemente maduro o verde? Con la mayoría de frutas basta con observar su color y su aspecto. Del aspecto ya hemos comentado que cuanto más tersa y dura esté la piel, más verde, y cuanto más blanda esté, más madura. Es el color el que en algunos casos puede confundirnos.

Pongamos algún ejemplo de frutas y hortalizas comunes cuya diferenciación es sencilla atendiendo a su coloración:

  • El plátano está verde cuando tiene la piel verde, y maduro cuando la tiene amarilla y negra.
  • Con la manzana Golden ocurre lo mismo, exceptuando el color negro.
  • Cuanto más va madurando el tomate, más rojo se vuelve.
  • El calabacín acentúa su tono verdoso según madura.

 

Estas frutas, sin embargo, son más complicadas:

  • Puede ser difícil distinguir a simple vista cómo de maduro está un melón atendiendo a su color.
  • La manzana Reineta parda mantiene su coloración con pocas variaciones.
  • Con la pera Conferencia puede ocurrir lo mismo.
  • El color del puerro verde sufre pocas variaciones de color según pasa el tiempo.

Normalmente, el color tiende a oscurecerse cuando la fruta va madurando. Ahora bien, algunas frutas no ofrecen pistas tan evidentes y el indicador más fiable es el aspecto y el tacto. La piel más arrugada, el color más oscuro y pálido, y menor dureza, indican mayor madurez. Cuanto más acusados sean estos rasgos más madura estará la fruta. En este caso, el mejor consejo que podemos dar es preguntar al frutero y seguir sus recomendaciones.

El origen del producto.

 

mapamundiEste punto tiene una importancia relativa pero no está de más hacer algunas consideraciones. En principio, una variedad de fruta no tiene que porque ser de mejor o peor calidad dependiendo de donde se haya cultivado, puesto que las frutas y verduras se dan fundamentalmente en determinados climas y éstos pueden ser comunes a varios países. Por tanto, exceptuando aquellos productos de un clima muy concreto, consideramos que puede ser tan bueno un producto de una región como de otra. Algunos ejemplos cercanos:

 

  • La manzana Golden se produce tanto en España como en Francia. ¿Cuál es mejor? Es difícil decirlo porque aunque el sabor de ambas manzanas varía dependiendo de la zona, pueden ser igual de buenas o malas. Debe tenerse en cuenta también cómo se han cultivado y tratado.
  • El plátano se produce, entre otros lugares, en España y Costa Rica. Generalmente, aquí nos gusta más el de Canarias pero no se puede desmerecer el importado. Cuestión de gustos.
  • El kiwi constituye una de esas excepciones dignas de mención. Aunque es originario de China, es famoso el de Nueva Zelanda y, sin duda, los de esa zona son los mejores si los comparamos con los europeos. No obstante, se cultiva también en otros países como España, Italia o Perú brindando una calidad excelente.

Con otras variedades de frutas no queda más remedio que comer lo que nos llega de su lugar de origen porque no se dan en el propio, como ocurre con las frutas tropicales. Así que elegir lo que queremos atendiendo a su lugar de origen -si tenemos la opción- depende del tipo de producto y de la región que ofrezca la mejor calidad o el mejor gusto para cada cual.

Con estos breves apuntes terminamos la segunda parte de los consejos para comprar fruta. Puedes ver la siguiente entrada sobre este tema que trata sobre el precio y la calidad, aquí.

Recomendado para gente detallista.

¿Eres tan amable? Comparte, gracias 🙂

Nos encantará escucharte

Deja un comentario