El batido de plátano: bebida ideal para cualquier momento.

Hoy vamos a ver una receta hecha con fruta, la mar de sencilla. Haremos en muy poco tiempo un rico y nutritivo batido de plátano, ideal para tomar a cualquier hora y como sustituto de refrescos azucarados y carbonatados que son menos adecuados para una buena salud. Desde hace tiempo parece que no se lleva preparar nuestros propios zumos y batidos, bien porque es más cómodo comprarlo ya hecho, porque no se tiene tiempo o porque, sencillamente, no caemos en la cuenta que podemos hacerlo nosotros mismos. Veremos que se tarda muy poco, que es barato y mucho más saludable que cualquier batido envasado, puesto que, por lo menos, sabemos perfectamente lo que contiene el nuestro.

Maduración de los plátanos para hacer el batido

Hemos dejado madurar los plátanos para hacer el batido. Con dos muy maduros ha salido un vaso.

El batido de plátano se hace con leche, azúcar al gusto y, por supuesto, plátanos. Tres componentes fáciles de encontrar si no los tenemos en casa. La leche puede ser entera, desnatada o semidesnatada dependiendo del gusto de cada uno o de las exigencias nutricionales del momento, porque hay que pensar que este batido es poco apropiado para dietas de adelgazamiento dado el alto aporte calórico del plátano. Puede sustituirse la leche por bebida de soja y queda muy rico; de hecho, es lo que tomo yo desde hace tiempo porque la prefiero a la leche. Del mismo modo, el azúcar puede sustituirse por edulcorante y el plátano canario por banana americana. No obstante, si queremos que sea lo más sano posible utilizaremos azúcar sin refinar o fructosa y leche entera lo menos tratada posible -aquella que tiene un tiempo de caducidad corto-. Es importante que el plátano esté maduro; cuanto más maduro mejor porque es más dulce y más blando. Si el plátano está muy maduro -esos plátanos de piel negra cuya apariencia gusta poco a los niños- mucho mejor, porque su dulzor es superior y se puede incluso evitar el uso de azúcar. Además, al estar más blando se batirá con menos esfuerzo y, muy probablemente, nos costará más barato. Nosotros solemos ofrecer los plátanos muy maduros a un precio considerablemente inferior al normal.

Ahora que ya tenemos los ingredientes, vamos a ver las cantidades aproximadas. Para unos cuatro vasos de batido necesitaremos:

  • ¾ de litro de leche o bebida de soja

  • ½ kg. de plátanos

  • una cucharada sopera de azúcar

Ya que nos ponemos a la labor podemos hacer más cantidad y dejar preparados en el frigo unos 2 litros de batido o lo que consideremos que vamos a consumir. Se conserva bien unos días. En este caso duplicaremos las cantidades anteriores, teniendo en cuenta que son aproximadas y que el batido nos puede gustar más o menos espeso. La mejor forma de ver cómo va quedando es mientras lo hacemos para así añadir más plátano o más líquido a conveniencia. Los más atrevidos podéis echar un chorrito de ron; le va bien y atenúa el dulzor para los poco golosos.

Ahora sólo queda partir los plátanos en trozos y meterlos en la jarra junto con la leche o bebida de soja y el azúcar, mezclar con la batidora y al frigorífico.

Batido de plátanos listo para tomar

Con canela espolvoreada está delicioso.

El batido ya está listo para tomar. Es una bebida muy rica en el desayuno, la merienda y en cualquier momento que queráis disfrutar de un tentenpié. Ideal en verano y antes de hacer ejercicio por su alto contenido en calorías. Los niños disfrutarán de esta sana y natural bebida elaborada en poco tiempo y a un precio menor que los zumos y batidos comerciales.

Por último, lo que quede se dejará en el frigorífico y cada vez que lo saquemos para tomar habremos de removerlo para homogeneizar la mezcla. Se conserva bien unos 3 días pero deberemos tener presente el tipo de leche o bebida de soja que utilizamos, porque unos caducan antes que otros. En cualquier caso, conviene comprobar antes de beberlo si se encuentra en óptimas condiciones. Si nunca habéis hecho esta bebida, éste es un buen momento para probarla. ¿Qué batidos de frutas haces tú?

Para quien gusta de visitar a menudo el frigo.

¿Eres tan amable? Comparte, gracias 🙂

Nos encantará escucharte

Deja un comentario