Comidas fáciles para un día ajetreado. Mi favorita, la cena.

En ocasiones necesitamos tirar de lo más rápido y cómodo a la hora de comer porque andamos mal de tiempo o energía. Es entonces cuando pensamos en comidas fáciles y rápidas que nos puedan sacar del apuro. Aunque la macedonia de frutas es fácil de hacer y sirve no solo como postre, sí es algo más laboriosa que lo que presento aquí, y no la incluyo. Así que vamos a ver unos consejos útiles y prácticos para cubrir nuestra alimentación ese día loco que nos lleva de cabeza.

comidas-faciles

Tenemos prisa por la mañana porque nos hemos dormido y decidimos pillar lo primero que esté a mano para matar el gusanillo; llegamos cansados del trabajo porque nos han explotado más de la cuenta y no hay ganas de cocinar, pero tampoco sabemos muy bien qué hacer. O llega la noche y ya no queda energía ni para encender la luz de la cocina y con un vaso de leche vamos listos. Pues para este tipo de circunstancias echamos mano del “concepto culinario” de “comidas fáciles de hacer”, “comidas fáciles y sanas” y el resto de derivados. No es algo molón tipo gourmet o delicatessen; todo lo contrario, es simplón pero práctico y, como vamos a comprobar, sano y barato. Porque la prisa no está reñida con la buena alimentación.

 

Estas son nuestras comidas fáciles de preparar para un día que queremos que pase pronto:

 

La hora del desayuno.

Si estás acostumbrado a desayunar únicamente un café o una infusión, esto no es para ti. Porque si no tienes 3 minutos para prepararte un café es que te has dormido mucho 🙂 Pero si consideras importante la alimentación en este momento del día y además del café tomas un zumo, unos huevos o tal vez un bocadillo y no te da tiempo a preparar todo eso, entonces te recomiendo lo siguiente.

Café o té y rebanada de pan.

Mientras preparas tu café o tu infusión, pilla una rebanada de pan del día anterior o una tostada, pon encima una rodaja fina de tomate y aliña con aceite y una pizca de sal o bien, un poco de mayonesa. Si lo salado no es lo tuyo, echa mano de la mermelada para la rodaja de pan, y si no tienes, usa gajos de naranja o mandarina regándolos con aceite de oliva y sal o azúcar. Sí, como lo oyes, no es un error tipográfico: le va bien tanto el azúcar como la sal, y por supuesto, el aceite -preferible de oliva-. Sal una pizca, eh 😉

En prepararte esa rodaja tardas 5 minutos y comerás sano, rico y barato. Que te gusta el dulce y el salado… pues una de cada. Lo importante es que puedes improvisar con lo que tengas a mano y de paso experimentas y pruebas cosas nuevas.

Para la comida.

Arroz con bonito o garbanzos.

Entre las recetas de cocina fáciles, rápidas y saludables tenemos algo tan sencillo como un plato de arroz cocido mezclado con una latilla de bonito. Quizá no es lo más sabroso porque el arroz solo cocido es bastante insípido pero añadiendo el bonito con su aceite, la cosa cambia. Doy fe de que es un plato muy sano porque formaba parte de mi dieta en mi época de gimnasio, hace ya… pues… no me acuerdo mucho cuánto tiempo 🙂 Tiene un aporte importante de carbohidratos, proteína y poca grasa. Se puede hacer un sofrito de ajo y cebolla para darle un sabor riquísimo pero estamos hablando de comidas fáciles y rápidas así que dejaremos ese aderezo de lado para ahorrar tiempo. Por otra parte, en vez de bonito podemos echar 2 huevos cocidos y un poco de tomate frito por encima para que quede jugoso.

Otra de las soluciones usadas también por mí -incluso a día de hoy- es abrir un bote de garbanzos cocidos, calentarlos con su jugo y ponerles aceite y vinagre. Me encanta este plato y no es necesario un segundo; en todo caso se puede acompañar de una ensalada. Quiero hacer hincapié en este punto: cuando comemos legumbres no es necesario un segundo plato porque suministran todo lo necesario para una comida equilibrada de nutrientes esenciales, esto es: hidratos de carbono, proteínas y grasas. Si la cantidad es suficiente, sobra cualquier pescado, huevo o carne posterior.

¿Y de postre? Pues un plátano, que es rápido de pelar. Además, si lo comes con pan también te sirve para el desayuno. Pero si has leído el post del batido de plátano y ya lo tienes preparado, sólo tienes que servirte un vaso. O bien, parte el plátano a la mitad y echa sirope por encima como sugiero en estas recetas fáciles para los niños y verás qué rico.

Y llega la hora de la cena.

comida-facil-bocadillo-vegetal

Bocadillo o super ensalada.

Ay, qué pereza puede dar algunos días cocinar algo para cenar. Pues sin problemas, porque una super ensalada o un bocadillo normal o tipo sandwich nos apaña. Eso sí, no vale cualquier cosa ya que estamos buscando comida fácil, rápida pero también sana. O sea, que nada de empezar a meter en el bocadillo chorizo, salchichón o cualquier otro embutido sospechoso de tener más grasa de la que permite la ley. Lo haremos vegetal, faltaría más. Un sandwich de este tipo llevará pavo, queso o ambas cosas, además de lechuga, tomate en rodajas y cebolleta. Podemos calentarlo o comerlo frío y como mucho añadiremos un mínimo de aceite y vinagre o mayonesa para que pasen mejor las migas.

Pero mi preferido es la mega ensalada, también protagonista de mis dietas deportivas de antaño y de mi alimentación cotidiana actual. Hablo de una fuente de ensalada para una persona, ojo, porque será lo único que cenemos. Es ideal para adelgazar ya que tiene pocas calorías pero llena lo suficiente para irse a dormir sin hambre. Lo que yo suelo mezclar es:

  • lechuga larga en gran cantidad como ingrediente principal
  • 1 tomate
  • 1 pepino
  • 1 latilla de bonito
  • 1 o 2 huevos cocidos
  • queso y manzana Golden en trozos
  • jamón cocido o pavo

A veces varío los ingredientes y elijo entre los huevos o el bonito y si quito el bonito, echo cebolleta. Las combinaciones ya van a gusto del consumidor pero te aseguro que esta ensalada además de rica te costará acabarla. Para que sea más accesible a nuestra ambición de acabar toda la fuente y no sobre nada para el día siguiente, moderaremos las cantidades de manzana, queso y jamón. Con un poco de estos ingredientes es suficiente.

Y otra estupenda ensalada es la de garbanzos. Le va mejor para la comida puesto que los garbanzos tienen bastantes calorías y para cenar puede ser algo pesada, pero si echamos poca cantidad y la ración es adecuada, queda perfecta para la cena. ¿Qué lleva? Garbanzos de bote cocidos, lechuga, cebolleta, pimiento verde italiano y pimiento rojo; aceite, sal y vinagre al gusto y a comer. Mira qué pinta más buena tiene 😉recetas-faciles-ensalada-de-garbanzos

Y hasta aquí llegamos. Hemos concluido un día de comidas fáciles, rápidas, sanas y económicas en poco más de 1 hora en la cocina. ¿Y tú qué comidas haces cuando tienes poco tiempo?

Recomendado para gente sana y dinámica.

¿Eres tan amable? Comparte, gracias 🙂

6 Comentarios
  1. Responder
    Marta 26 marzo, 2015 a 11:20 am

    Qué sencillos consejos y fáciles recetas. Yo también soy mucho de ensaladas porque las prisas, siempre las prisas… Además que me gustan mucho claro 🙂

    • Responder
      Víctor 31 marzo, 2015 a 12:14 pm

      jeje, igual que a mí. Gracias!

  2. Responder
    María 3 mayo, 2015 a 5:47 pm

    Me gusta la comida rápida, pero mucho más la buena de casa que alimenta y es sana.

    • Responder
      Víctor 4 mayo, 2015 a 1:28 pm

      A mi la de fuera de casa también me gusta mucho pero no cabe duda que es menos sana. Gracias por tu comentario.

  3. Responder
    Juana 3 junio, 2015 a 7:49 pm

    Gracias por estas ideas que dejan en el articulo, son recetas rapidas y faciles de hacer. Necesitaba ideas para los almuerzos en el trabajo. Asi que pondre en practica algunas.
    Saludos

    • Responder
      Víctor 4 junio, 2015 a 9:50 am

      Gracias a ti por tu comentario.

Deja un comentario